La Ley S.O.P.A.: ¿restricción a la libertad de expresión?

En los Estados Unidos de América fue propuesta al congreso la ley SOPA, la cual fue considerada por sus opositores como una restricción a la libertad de expresión mientras que sus partidarios argumentan que simplemente se está creando una protección a los derechos de propiedad intelectual.

SOPA son las siglas en inglés de Stop Online Piracy Act que significa Acto para Parar la Piratería en Línea refiriéndose a las violaciones que se efectúan en el Internet contra los derechos de autor y de propiedad intelectual. La ley SOPA fue propuesta ante el congreso estadounidense en Octubre 26, 2011 por el representante del Comité Judicial de la Casa de Representantes de los Estados Unidos de América, el señor Lamar S. Smith y otros co-patrocinadores.

La ley originalmente establece que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos y los propietarios de los derechos de propiedad intelectual podrán obtener órdenes judiciales en contra de aquellas páginas de Internet, dentro y fuera del territorio estadounidense, acusadas de permitir o facilitar cualquier violación a los derechos de autor. Las penalidades establecidas en contra de estas páginas incluye el bloqueo de redes de publicidad en línea y de facilitadores de pagos por Internet para ejecutar sus actividades comerciales con aquellas páginas que han sido consideradas como violatorias de las leyes de propiedad intelectual; bloqueo de los sistemas de búsqueda en Internet que permiten el acceso a las páginas infractoras e incluso imposición a los proveedores de servicios de Internet a bloquear el acceso a dicha páginas.

La ley establece un proceso de dos etapas para que los propietarios de los derechos infrigidos obtengan compensación por los daños que le han sido causados por las páginas que han infringido la ley y aquellas que han facilitado la infracción. El primer paso consiste en la notificación escrita, a las redes de publicidad en línea y a los facilitadores de pagos por Internet (ebay, paypal..etc), de la existencia de las páginas infractoras y éstas deberán suspender sus servicios a dicha página. En caso de que no procedan con dicha suspensión, el persiguiente podrá perseguir civilmente a las redes de publicidad y facilitadores de pago violatorios y a ejecutar embargos en su contra.

Adicionalmente, la ley establece penalidad por presentación de videos infractorios en el Internet, incrementado las penalidades en su contra y expandiendo la protección de los derechos de autor a aquellas presentaciones en línea con contenido protegido por las leyes de propiedad intelectual o cualquier otra violación a dichas leyes. Además, la ley criminaliza dichas infracciones al establecer que si el infractor comete alrededor de 10 violaciones en un período de 6 meses podrá ser condenado hasta 5 años de reclusión.

Si lo analizamos desde el punto de vista legal de la protección de la propiedad intelectual, simplemente diríamos que esta ley solo está contemplando las infracciones ya establecidas y contempladas por las leyes existentes dentro de las nuevas plataformas o medios ofrecidos en el Internet, los cuales están siendo utilizados libremente para cometer dichas infracciones.

Sin embargo, la ley SOPA expande de manera intensiva la protección a los derechos de propiedad intelectual ya que no sólo está castigando a las personas que han cometido la infracción de utilizar o explotar la propiedad intelectual ajena sino que sanciona a aquellas entidades que proporcionan los medios a los infractores para cometer los actos penalizados y a los sistemas de búsqueda que permiten el acceso a las páginas infractoras, pues consideran que éstas deben restringir o limitar las facilidades otorgadas a los usuarios del Internet para evitar las violaciones a la leyes de propiedad intelectual. Es por esto que dicha ley ha causado un gran impacto en aquellas compañías que le permiten a los usuarios presentar libremente cualquier información que desean en el Internet.

La limitación al derecho de libertad de expresión se ve reflejada en la ley S.O.P.A. ya que los usuarios no podrán presentar libremente cualquier información en el Internet puesto que los encargados de la administración de las páginas de Internet (para evitar recibir una sanción en su contra) podrán bloquear el contenido o el acceso al mismo si consideran que existe la posibilidad de que el usuario haya violado un derecho de autor, lo cual puede ser muy subjetivo y, sin darse cuenta, puede infringir el derecho que tienen las personas de presentar sus ideas libremente.

En verdad debemos reconocer que la popularidad de las páginas más utilizadas en el Internet se basa en la libertad que le ofrece a los usuarios de compartir sus ideas, fotografías y escritos; libertad que se vería gravemente limitada cuando los usuarios, a pesar de que la gran mayoría no tiene conocimiento de cuáles informaciones pueden difundir o compartir libremente, se vean incapacitados de ejercer dicha libertad pues la información publicada sería inmediatamente bloqueada o eliminada por el administrador si éste considera que la misma contiene cualquier dato o fotografía que refleje (aunque sea de manera minoritaria) el uso de un contenido protegido por las leyes de propiedad intelectual. Esta situación provocaría una disminución en el uso de las páginas del Internet que sirven para proporcionar información general a los usuarios, las cuales son la gran mayoría.

Si bien es cierto que los derechos de autor deben ser protegidos y que el Internet es el medio más utilizado para cometer infracciones en su contra, también debemos aceptar que la libertad de expresión es uno los derechos fundamentales del ser humano que no debería ser restringido ni vulnerado para proteger cualquier otro derecho. Aunque la ley SOPA está bien intencionada, pues busca proteger los derechos de autor, debería de establecer mecanismos específicos para distinguir cuáles informaciones contenidas en el Internet realmente violan dichos derechos y el procedimiento que debe ser cumplido antes de eliminar o bloquear la información y no simplemente permitir que los administradores de las páginas de Internet bloqueen indiscriminadamente las ideas o informaciones expresadas por los usuarios.

Actualmente, la implementación de la ley SOPA se encuentra suspendida hasta que se logre un consenso como consecuencia de las diversas protestas que fueron realizadas en su contra, las cuales en su gran mayoría fueron organizadas o promocionadas por las entidades que se verían más afectadas de su ejecución: las compañías dedicadas a la administración de las páginas de Internet mayormente utilizadas con plena libertad por los ususarios, entre las cuales se encuentran: Wikipedia, Facebook, Twitter, Reddit, BoingBoing, Mozilla, WordPress, TwitPic, MoveOn.org y ICanHasCheezBurger. Por lo que la misma no representa en el día de hoy una amenaza contra la libertad de expresión, pero reconocemos que se deben crear mecanismos que controlen el contenido publicados en los sitios web. En consecuencia, sólo nos queda esperar a que en el futuro sea establecida una legislación que proteja los derechos de autor en el Internet pero sin amenazar o restringir la libertad de expresión de sus usuarios que ha permitido la existencia del Internet y su función como una herramienta de información actual e instantánea a sus usuarios.

Autora: Patricia Núñez
Abogada Senior